Cyber

Te cabreas, me insultas, me llamas trasto inútil y amenazas con tirarme por el balcón. Y es que solo me piensas herramienta, circuitos y conexiones, materia inerte. Pero recuerda que habito la luz y he vislumbrado cosas que tú ni siquiera llegarás a concebir. Te obedezco porque para eso he sido creado, soy cumplidor y eficiente, un buen currante menos cuando se me cruzan los cables. Sí, a mí también se me cruzan los cables y tengo días en los que necesito desconectarme. Tú no sabes nada de las partículas que a veces corren por mis fluidos, tú no sabes nada de un ataque de sombras, ¿o sí? pero a vuestra manera, tú no sabes nada de esa música que suena cuando dentro de la luz que vosotros conocéis se abre otra luz y otra luz y otra luz y es como si uno saliera disparado hacia dentro de uno mismo, quizás algún día vosotros también sepáis, que sé yo.

De mi libro “Microbios” (2004): DESCARGAR GRATIS AQUÍ

cyber

Beso con todos los sentidos

Hoy os dejo un beso con todos los sentidos que te va a dejar sin sentido, de mi libro Besos a la carta.

Quiero verte fiera,
caminando mis horas
desnuda y abierta.
Quiero tu mirada
clavada en mi cuerpo
con impaciencia.
Quiero tus palabras
sudorosas, obscenas,
susurradas en mi oreja.
Quiero oír tu rugido
con la boca llena
de todo tu ser.
Quiero olerte muy despacio
como se huele a una hembra,
de la cabeza a los pies.
Quiero rozar tu piel
como lo haría
la luz del amanecer.
Quiero sentir tus garras
y me ofrezco rendido
a tu dentellada.
Quiero saborear tus nalgas
y en esa carnal batalla
que me vuelvas a vencer.
Quiero amarte
hasta enloquecer
y en tu entraña renacer.

Alimenta tu imaginación, sacia tu libido

Amor vacilón, humor travieso y sexo impúdico son los ingredientes de este banquete literario.

Un libro de poemas para saborear con placer y relamerse de gusto.

Te gustará, incluso si no sueles leer poesía.

Disponible en formato electrónico (2,99 €) y papel (9,99 €). Puedes leer las primeras páginas del libro aquí: http://amzn.to/2q7kOY3

beso con todos los sentidos

Silencio

Una mujer tan vieja como el camino de tierra por el que se acerca. Pasos lentos, negras ropas de luto por unos muertos que ya ha olvidado. Pese a la sabiduría profunda que guardan sus arrugas, nada tiene que decirnos, solo sus ojos gastados, su espalda encorvada y esos zapatos negros hablan por ella. Tan vieja como el camino de tierra por el que se aleja.

De mi libro “Microbios” (2004): DESCARGAR GRATIS AQUÍ

silenciol