Ella

Lo que más me gusta de ella es que me entiende sin palabras, no hace falta que le diga nada, ella me adivina, me sabe, me acoge, me conoce como no me ha conocido nadie, me conoce como solo conoce Dios, sin preguntas sin respuestas sin juicios ni prejuicios ni consejos ni matracas ni monsergas, me sabe del derecho y del revés, conoce mis lágrimas y mis risas, mis perversiones, mis sueños y mis pesadillas, sabe lo que siento, lo que callo, sabe hasta dónde he estado por el olor de mi pelo, la abrazo si estoy triste, la aparto si me estorba y no protesta, la golpeo con furia cuando estoy enfadado y ella se deja, es la compañera ideal, la que siempre está ahí, la que nunca me falla, a la que puedo dejar cuando quiera, a la que regreso cuando me apetece, es muy barata, apenas necesita nada, una funda limpia de vez en cuando como cualquier almohada.

De mi libro “Microbios” (2004): DESCARGAR GRATIS AQUÍ

ella

Escritura creativa 16 (Cómo abordar los grandes temas en la escritura)

Sugerencias

¿Cómo abordar los grandes temas en la escritura? ¿Cómo hincarle el diente al amor, la muerte, la locura, el sexo, la guerra…?

Mi sugerencia es que te olvides de los grandes temas. Ante ellos, planteados así, en general, lo que suele ocurrir es que nos quedamos bloqueados delante del folio en blanco. O nos dedicamos a escribir de una manera prolija, abstracta, filosófica, divagatoria. Y luego ocurre lo que ocurre, que nos quedan unos textos aburridos e infumables.

Sí, olvídate del gran tema y ponte a escribir arrancando de ti mismo, de tus experiencias, de lo que conoces de primera mano. Déjate llevar y sorpréndete en el camino, porque escribir es un acto de descubrimiento.

A veces hay que tomar distancia; otras, llegar hasta el fondo describiendo una espiral descendente. Hay que cruzar el río, puedes entrar vestido por una orilla y salir desnudo por la otra.

No hay como el sexo para hablar del sexo: qué te pone caliente, dónde te gustaría hacértelo, cuál es la parte más erótica de tu cuerpo, cómo fue la primera vez… Escribe a partir de hechos concretos.

Que quieres escribir sobre los orígenes del ser humano: escribe de tu nacimiento, de tu barrio, de tus padres, de tus hermanos, de tu primera profesora… Así irás descubriendo de dónde vienes.

Y otra cosa: ¿Cuáles son tus sueños secretos? Muchos de nosotros no conocemos o evitamos nuestros sueños más recónditos. Como las obsesiones, empieza a tomarte en serio tus sueños. Como las obsesiones, los sueños vuelven y vuelven a aflorar. Préstales atención.

Para terminar: ¿Qué pretendes con la escritura? Tienes voz propia, tienes cada vez más confianza: te tendrás que preguntar tarde o temprano lo que quieres decir y cómo. Y tendrás que contestarte.

Si quieres ser poeta, tendrás que decidirte a hacer poesía, si quieres ser narrador tendrás que decidirte a escribir tu opera prima: al menos, tendrás que planteártelo. Nosotros mismos somos el primer impedimento, y quizás el único, que tendremos que vencer para alcanzar nuestros sueños.

grandes temas en la escritura

Disparadores de escritura

  1. ¿Cuáles son tus sueños secretos? Escribe sobre ellos. Ponlos a trabajar para ti.
  2. El sueño secreto de un condenado a muerte, de un cirujano, de una monja de clausura, de un panadero, de una adolescente con aspergen…
  3. Secretos: un secreto de familia, un secreto de confesión, un secreto de Estado, un secreto profesional, un secreto entre amigos…
  4. Escribe sobre el sexo: ¿Qué te pone caliente? ¿Frutas y hortalizas que te resulten eróticos? ¿Cuál es la parte más erótica de tu cuerpo? ¿Y de otros cuerpos? Recorre el cuerpo como si fuera un paisaje. Tu primera experiencia sexual. En qué lugares te gustaría follar. Los sentidos en el sexo, uno por uno.
  5. ¿A dónde quieres ir con la escritura?, ¿qué quieres hacer con ella?
  6. Invéntate una doble vida que te gustaría tener.

Oficio de escribir

 “No hay cosas tales como libros morales o inmorales. Los libros están o bien o mal escritos”. Oscar Wilde

“Nos han educado en el sentido del ridículo, de la sensatez y la cobardía. Los tres enemigos de la imaginación”. Montserrat Roig

“De tales o cuales cosas no sabré lo que pienso hasta haber escrito sobre ellas”. Bioy Casares

Aquí tienes un regalo: Como te lo cuento

 

Como te lo cuento

Lo dicho, aquí tienes un regalo, “Como te lo cuento”, porque sí, sin venir a cuento. Solo por el deseo de compartir un texto, nacido de una propuesta en el taller, que disfruté escribiendo.

Un texto transversal que tiene algo, o mucho, de cuento; algo de prosa poética y algo de tratado sobre el cuento. Un escrito que ya publiqué en este blog a lo largo de cinco semanas y que ahora te lo puedes descargar gratis en pdf aquí:

Indique su nombre y dirección de correo electrónico para obtener su descarga gratuita.

En cada párrafo del texto, de dos o tres líneas, aparece la palabra “cuento”. Ese era el reto que encerraba la propuesta de escritura.

Si te gustan los relatos, las historias, los cuentos, seguro que algo te aportará. Espero que disfrutes con su lectura lo mismo que yo disfruté con su escritura.

Y es que, en el fondo, todos somos animales narrativos, nos gusta meternos en la piel de otros, jugar a ser otros, nos encanta contar historias y que nos las cuenten: “No veas lo que me ha ocurrido”… “¿Sí?, cuenta, cuenta…”