Beso acelerado

Hoy os dejo un beso acelerado, que de todo hay en este banquete de Besos a la carta.

Sentada al volante
con esa minifalda,
un pie en el embrague
y otro en mi corazón,
el que se acelera soy yo.
Te soplo en el escote
de tu blusa violeta,
que sonrían tus pezones
y que bailen tus tetas.
Me subo al salpicadero
y me tiro a ese cuerpo
como un espontáneo al ruedo.
Si hace falta me corto
las orejas y el rabo
y cual trofeo los alzo.
Qué divertidos, tus tobillos,
qué mareo, tus pantorrillas,
cómo trepo por tus piernas
qué hambre, esas rodillas,
qué revuelo, esos muslos,
qué ganitas, tus braguitas,
qué gozada, esa entrepierna,
tú atenta a la cuneta
que nos damos la galleta.
Ay, no me des una colleja,
que ya me quedo aquí parado,
colgado en el retrovisor
como un aromatizador,
soñando comerte los morros
y, ya puestos, comértelo todo.
Envuelto en papel de seda,
mi deseo, ahí lo llevas,
para que hagas con él
todo lo que tú quieras.

Alimenta tu imaginación, sacia tu libido

Amor vacilón, humor travieso y sexo impúdico son los ingredientes de este banquete literario.

Un libro de poemas para saborear con placer y relamerse de gusto.

Te gustará, incluso si no sueles leer poesía.

Disponible en formato electrónico (2,99 €) y papel (9,99 €). Puedes leer las primeras páginas del libro aquí: http://amzn.to/2q7kOY3

beso acelerado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *