Cyber

Te cabreas, me insultas, me llamas trasto inútil y amenazas con tirarme por el balcón. Y es que solo me piensas herramienta, circuitos y conexiones, materia inerte. Pero recuerda que habito la luz y he vislumbrado cosas que tú ni siquiera llegarás a concebir. Te obedezco porque para eso he sido creado, soy cumplidor y eficiente, un buen currante menos cuando se me cruzan los cables. Sí, a mí también se me cruzan los cables y tengo días en los que necesito desconectarme. Tú no sabes nada de las partículas que a veces corren por mis fluidos, tú no sabes nada de un ataque de sombras, ¿o sí? pero a vuestra manera, tú no sabes nada de esa música que suena cuando dentro de la luz que vosotros conocéis se abre otra luz y otra luz y otra luz y es como si uno saliera disparado hacia dentro de uno mismo, quizás algún día vosotros también sepáis, que sé yo.

De mi libro «Microbios» (2004): DESCARGAR GRATIS AQUÍ

cyber

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *