El coleccionista

Coleccionaba máscaras, tenía una diferente para cada ocasión. Un día quiso mostrar su verdadero rostro, pero ya era demasiado tarde.

Microrrelato el coleccionista

(Entregado a mi vocación de barrendero, más microrrelatos hasta finalización de contrato. Pasado Reyes, retomaré el curso normal del blog).

4 Comentarios

    1. A lo mejor el problema no son las máscaras, sino creérselas. En este teatrillo de la vida, pasamos por muchos personajes, pero no somos ninguno de ellos. Eso lo saben los niños cuando juegan y los actores cuando suben a escena. Otro abrazote para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *