In albis

Me he quedado en blanco,
ni sé cómo me llamo,
ya no existe el tiempo,
tampoco el espacio,
ahora es todo eterno,
ahora soy silencio,
por fin en el espejo
no hay ningún reflejo,
ahora habito el centro,
ahora estoy vacío,
ahora estoy unido,
ya no existe lo otro,
ya no hay un afuera
tampoco un adentro,
ahora me he disuelto,
ya no estoy vivo
ni tampoco muerto,
ya no hay sujeto
ni tampoco objeto,
ya no existe el verbo
ni el movimiento,
ya todo es no siendo,
ya no es necesario
ni el entendimiento.
Me he quedado en blanco,
ahora es el sosiego,
ya todo es armónico,
ya todo es perfecto.

in albis

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *