La oración del reo

Gracias por tanto dolor,
por este error cometido,
por la oscuridad en que vivo.
Gracias por este infierno,
por la compañía de los asesinos,
por mi extravío en el laberinto.
Gracias por la adversidad,
por este tiempo de cenizas,
por tantas lágrimas vertidas.
Gracias por esta tortura,
por esta mazmorra,
por esta penumbra.
Gracias a lo apestado,
a lo indeseable,
a lo malquerido.
Gracias
porque, gracias a ello,
todo lo otro.

De mi libro «Microbios» (2004): DESCARGAR GRATIS AQUÍ

la oración del reo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *