Maneras de entrenar nuestra creatividad 2

Otra manera excelente de entrenar nuestra creatividad es modelar con barro. Arremángate y no tengas miedo a ensuciarte, vuelve a ser niño, hunde las manos en el barro, siente esa materia viva, amásalo, mira a ver qué formas te aguardan, mejor si lo haces sin ideas preconcebidas.

Con barro modelaron nuestros antepasados prehistóricos los primeros utensilios, dando lugar con el tiempo a la alfarería y, posteriormente, la cerámica artística. Pero esta materia viva tiene más aplicaciones: fue el soporte para la primera escritura de la humanidad, se utiliza para la salud interna y externa del cuerpo, se usa en cosmética, se utiliza en la arquitectura, pues de barro están hechos los ladrillos y mil formas de construir por el mundo, hasta en la industria aeroespacial se utiliza la porcelana, con la que se recubren los transbordadores espaciales, pues es el único material capaz de resistir las altas temperaturas que se generan en el reingreso en la atmósfera.

No soy alfarero, no soy ceramista, simplemente juego con esta materia viva y mágica que es el barro como cuando era pequeño y llovía y bajábamos al parque a jugar con el barro. A continuación te dejo las fotos de algunas piezas de cerámica realizadas en el Taller de cerámica de mi hermana Mercedes. Sí, un lujo disponer de ese espacio para jugar, pues además de hundir las manos en el barro o el gres, lo he podido decorar con óxidos, engobes y esmaltes. Así como cocerlos en el horno, lo que les da la consistencia y el acabado final.

Pero no te preocupes por el acabado, lo importante es el contacto con el barro y el descubrimiento de los seres y objetos que te están aguardando.

De postre, y para vuestro disfrute estético, os dejo unos vídeos de algunas de las exposiciones de mi hermana Mercedes junto a su amigo, el fotógrafo Emilio F. Estevas. Los vídeos han sido realizados por Mariano Heredia de Yaumate Films (Nerja).

Laberintos emergentes

Arquitectura de la mirada

Vasijas: el umbral del vacío 1ª parte

Vasijas: el umbral del vacío 2ª parte

Disparador de escritura

Si te has sentido conectado con alguna de las piezas de cerámica de las fotografías, puedes utilizarlas para escribir. No te lo pienses, tira de lo primero que se te haya venido a la cabeza y suelta el boli por el papel. Si no te ha llegado ninguna, prueba a hacer tus propias piezas de barro y escribe luego sobre ellas si te apetece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.