Manicura

En la puerta del salón de belleza, la mendiga se comía las uñas como merienda.

Microrrelato manicura

(Entregado a mi vocación de barrendero, más microrrelatos hasta finalización de contrato. Pasado Reyes, retomaré el curso normal del blog).

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *