Como te lo cuento 3 (Un cuento sobre el cuento)

Todos los días pienso: tienes que dejarlo. Y acto seguido me digo: a otro con ese cuento.

En la carretera de la vida es donde se van escribiendo los cuentos, y mira que hay carreteras, casi tantas como vidas.

Mi tema de estudio es: ¿Hay algo que no sea un cuento? Y creo, a fuer de ser sincero, que nunca desentrañaré ese misterio.

Me acuerdo de un cuento que me contaba mi papá de pequeño cuando por las noches me metía con él en la cama, trataba de un mono titiritero que era el más listo del mundo entero.

como te lo cuentoCreo que todos, familiares y amigos, esperaban más de mí, siento haberlos defraudado dedicándome a escribir cuentos, pero mejor defraudarlos a ellos que a mí.

Mi película favorita es un cuento muy tierno, León el Profesional. Un hombre que cuida así de su planta tiene que ser bueno, aunque se dedique a asesinar.

Leo en el periódico un montón de cuentos que no me creo: son inverosímiles y además están muy mal escritos.

Siempre estoy en medio de un cuento, es mi sino, y hace tiempo que me he rendido y lo acepto.

Puede parecer una cursilada, pero me gusta que haya animalillos en los cuentos, un perro vagabundo, una rata lectora, una cucaracha o un dinosaurio a los pies de una cama.

Cuando escribo un cuento, busco la manera de sorprenderme a cada rato, porque me aburro si me lo sé todo de antemano.

Sentado en una terraza, miro a la gente que pasa y me pongo frenético, ¡la de cuentos que me estoy perdiendo! Sí, lo sé, soy un adicto, un maniaco compulsivo.

Dudo de todo menos de que escribir cuentos me ha salvado la vida, aunque haya terminado como un cencerro.

Lo que me hace realmente feliz es incitar a otros a contar cuentos, soy una oreja perfecta, y mejor con un vino en la copa y alrededor de un buena hoguera.

Solo te quería preguntar, ya puestos, y dado que has tenido la paciencia tibetana de llegar hasta aquí: ¿a ti te gustan los cuentos?

Creo que mi hija, si la hubiera tenido, me habría salido científica y yo habría disfrutado con sus cuentos.

“Se acabó el cuento. O no”. Podría ser mi epitafio.

Todo permanece estancado hasta que llega un cuento y lo revuelve todo por fuera y sobre todo por dentro.

Hay en la vida dos tipos de cuentos: los que te entretienen y los que te tienen agarrado por el cuello y cuando te sueltan, no tienes resuello.

Nunca he votado porque los personajes de los cuentos formamos una comunidad donde reina el respeto y no necesitamos de esos cuentos.

Continuará…

 Como te lo cuento 1

 Como te lo cuento 2

Opiniones de los lectores de “Besos a la carta”

Hoy quiero compartir con vosotros algunas de las opiniones que los lectores de Besos a la carta, han dejado en Amazon y las redes sociales.

Aprovecho para daros las gracias de todo corazón a los que ya lo habéis comprado, leído y comentado.

Vuestros comentarios son importantes para la promoción del libro. Si quieres dejar una opinión en Amazon después de leer el libro, el enlace es: http://amzn.to/2qyQ6qM

A continuación, algunas opiniones:

Un poemario para soñar. Ricardo Sanz nos presenta una carta de besos tan variada y exquisita que resulta muy difícil decidir con cual quedarse. Un poemario romántico sin ser empalagoso, divertido pero no cómico y una síntesis sutil hilada con ironía muy fina. Lo he leído con placer y he descubierto en él un abanico fantástico de tentaciones. Muy lindo. (Cliente Amazon)

Sublime. Me ha encantado, y eso que no soy amante del género.

Es fresco, ligero, divertido, tierno, evocador y sugerente.
Se lo recomiendo a todo el mundo, incluso si no te gusta la poesía, éste gusta.
Yo lo tengo de cabecero de cama, un beso de buenas noches para cada día… (Cliente Amazon)

Me encanta. Es un libro fresco que en lugar de enfriarte te calienta. Es un libro sabrosón y juguetón que te abre el apetito y te hace pasar un buen rato. Me ha encantado. (Cliente Amazon)

Me lo he tenido que leer del tirón… Muy divertido, mucha belleza y humor. es un filón para componer canciones, prácticamente todas valen por su musicalidad, el tema y las imágenes que contienen. Delicioso atracón de besos el que me ha brindado su lectura. (Patricia Ortega)

Original, ameno y liviano. Se agradece en estos tiempos de gente retorcida, recargada y con los egos por la nubes. (Alfonso Millán)

Me ha encantado, lo leí anoche del tirón, no pude evitarlo. Lo leí rápido, sin pausa y sin dejar de sonreír. Ya tengo mis poemas preferidos, pero ahora toca leer con calma, para saborearlos a todos mejor. (Alicia CV)

Divertido y atrevido.Te sorprenderá. Un libro juguetón, cantarín y besucón, que según lo vas leyendo, te va dejando una sonrisa en los labios, los ojos como platos o apretado el pantalón. (Cliente Amazon)

Poemas para todos. Es un libro ideal para regalar o regalarse. También acertado hasta para los que no leemos poesía asiduamente, ya que es una lectura ágil y agradable. (María Rodríguez)

En este día de tristeza y preocupación, cogí la carta de besos y encontré justo el que me apetecía, el “beso candoroso” y para el desayuno creo que tomaré el “beso cascabel”. Este poemario fresco y urbano encripta esa esencia sencilla y refrescante, que en este mundo estresado, es necesaria para poder disfrutar. Para aquellos que temen a la poesía, os sorprenderá la feria de sabrosos besos que despiertan los sentidos y liberan tu alma, armonizando un equilibrio Proactivo. Divertido, ameno y fácil de leer, creo que lo pondré al lado de la nevera para elegir cada día mi menú. (Carmen López)

… De la falda al juego

casi rozando el fuego
ay, grácil mariposilla
de las palabras
¡cómo se queda la sonrisa
colgada en tu vuelo!
Gracias!!! (Enrique Pérez)

Poemario travieso. Un libro con mucha guasa y picante. El autor no da puntada sin hilo y borda unos poemas traviesos que te van enredando con su humor y genialidad. Una lectura que no cansa y te deja con ganas de más. (Manuel)

Genial, me ha gustado mucho, es tierno y a la vez atrevido, la poesía de Ricardo me ha encantado, lo recomiendo. (Francisca)

De cómo se ha de beber del cántaro de la mujer.

Besos a la carta 2Con delectación me he sumergido en ese dulce vagido de la pasión amorosa que el gran Ricardo Sanz tan bien sabe contar, con ese juego de niños de su poesía candorosa, tan llena de coloreados abalorios de cristal y refrescantes humedades tan suaves como la seda que transparenta los misterios de la carne, lista sobre el altar, para ser consumada.
Con este arte tan señero que le caracteriza, nuestro autor nos adentra
por esa maravilla de ensueño de una pasión feliz que se recrea en cada célula epidérmica para plantar la flor de un beso con un te quiero enamorado de la vida que sabe a jazmín y romero, a tomillo y artemisa y a todos los luceros que se bañan en el cielo.
El resultado de esta iniciación en los misterios
venusianos del beso debe ser el despertar de una corriente electromagnétic
a que subiendo desde el espinazo hasta la coronilla estalle en mil pedazos, produciendo la muerte súbita de los amantes, como un hecho diferenciado, para volver a nacer en la consumación de la ósmosis, donde Yo-Tú se vuelve un ser alado proclamado como la palabra básica. Con qué arte magistral de poeta picarillo nos conduce el gran Ricardo por esos caminitos de la pasión caníbal, sazonados con esa sal marinera y esa gracia tan andaluza que, como tierra siempre virgen, alumbró al mundo el mayor emporio de la poesía.
Así, el poeta de Nerja, nos hace saber cómo se ha de beber del cántaro fresco de la mujer y tirarse con pasión, porque un amante sin pasión no vale nada, en el pozo de su agua bendita, para gozar de la profunda oscuridad del erotismo que vivifica a la sangre.
Adelante compañero. Sigue escribiendo para nuestro regodeo estético y sigue barriendo, como un Sirex infatigable, sobre el lecho del amor donde florece el aluvión de tu poesía. (Javier Yepes Rodríguez)

Magnífico libro para pasar un buen rato, repleto de muy buen humor mezclado con un poco de erotismo. Sin duda lo recomiendo. (Pérez Mailel)

Leer a Ricardo siempre es un placer. Su poesía te sumerge en un equilibrado cardumen, prístino alimento de vida, en el que la ternura se besa con la ironía sana. (Quillo Urdiales)

Un libro distinto y entrañable. Un libro fácil, de besos, transparente y sincero, por ello mi clasificación de 4 sobre 5. Me gustó la originalidad, la frescura, la pincelada sencilla con la que se dice mucho. Echo en falta una perspectiva femenina, hubiera dado más amplitud al poemario. Un libro breve recomendado para todos los que han besado y han sido besados, deseados, queridos…. (Alfonso Rodríguez)

Para los amantes de la poesía y los que no lo son tanto. LO RECOMIENDO. Es un libro fresco que sin duda os calentará. A mí me ha encantado. (Susana Rico)

Panoplia

Por el universo a escala
de su mente cuadriculada
cabalga el caballero
de reluciente armadura
con su verdad enlatada
y su justicia descorazonada,
con su estampa hierática,
dando siempre la lata
con su ética estática.
Por el universo a escala
de su cabeza amueblada
de armas oxidadas
y rancias estancias,
cabalga el caballero
de armadura blanca
con su triste corazón
acorazado en su coraza,
con su experiencia patética,
con su crítica hepática,
blandiendo su espada,
batiéndose con sus sombras,
huyendo de sus fantasmas,
paladín de la palabra,
así hiera o mate,
a él nadie lo descabalga
de su universo a escala,
a escala de su desconfianza.

panoplia