Poema esdrújulo

Hoy estoy lúgubre,
tirando a fúnebre,
de lo más tétrico
y muy hermético.
Perdí a mi ballena
en la bañera
y la primavera
se heló en mi nevera.
Busco en el ático
un sueño galáctico,
pero me encuentro
un calabozo gótico.
He aquí un arranque mágico,
puede parecer trágico,
pero es de lo más cómico,
pues la palabra esdrújula
es una buena brújula
para mi verso errático
cuando se arranca al cántico.
Ahora espanto al pánico
y monto en el psiquiátrico
un fiestón modélico
con mucho sexo tántrico.
Bebo de ese tónico,
me pongo eufórico
y mi espíritu indómito
vuelve a danzar pletórico.
Y si esto que escribo,
te parece ilógico,
¿qué me dices, amigo,
de un discurso político,
de un problema económico,
de un tochazo científico
o de un sermón teológico?
Eso sí que es problemático,
un gran melón dramático
que me deja espástico
de un cólico lunático.

poema esdrújulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *