Silencio adentro

Silencio adentro,
callada música,
dulce resonar.

Silencio adentro,
esa presencia
de la consciencia.

Silencio adentro,
la contemplación
sin interpretación.

Silencio adentro,
ningún reflejo
en el espejo.

Silencio adentro,
sin valorar
y sin juzgar.

Silencio adentro,
la receptividad
de la vacuidad.

Silencio adentro,
la revelación
de la intuición.

Silencio adentro
la sabiduría
no intelectual.

Silencio adentro,
la relajación
de la rendición.

Silencio adentro,
la totalidad,
divina unidad.

Silencio adentro,
el gran poder
de solo ser.

Silencio adentro,
esa experiencia
de la verdad.

Silencio adentro,
la bella alquimia
de la alegría.

Silencio adentro,
la realidad
por explorar.

Silencio adentro,
la revolución
en mi interior.

Silencio adentro,
esa sonrisa
del creador.

Silencio adentro,
sosiego y paz,
felicidad.

Silencio adentro,
ese perfume
que emana el amor.

Silencio adentro

Panoplia

Por el universo a escala
de su mente cuadriculada
cabalga el caballero
de reluciente armadura
con su verdad enlatada
y su justicia descorazonada,
con su estampa hierática,
dando siempre la lata
con su ética estática.
Por el universo a escala
de su cabeza amueblada
de armas oxidadas
y rancias estancias,
cabalga el caballero
de armadura blanca
con su triste corazón
acorazado en su coraza,
con su experiencia patética,
con su crítica hepática,
blandiendo su espada,
batiéndose con sus sombras,
huyendo de sus fantasmas,
paladín de la palabra,
así hiera o mate,
a él nadie lo descabalga
de su universo a escala,
a escala de su desconfianza.

panoplia

Entrega

Caer cada noche en la cama
como el que cae muerto,
desnudo, rendido, sin nada.
Tirar la casa por la ventana
y tirarme yo detrás de ella.
Olvidarme del toma y daca
y quedarme solo con el daca.
Regalarme yo mismo,
darlo todo a cada instante
sin reservarme nada.
Vaciarme de pensamientos,
desprenderme de sueños
y liquidar nostalgias.
Entregarme a la vida
confiado y sin miedo,
disolverme al sol
como una gota de agua
y habitar esa calma.

Poesia Entrega