Besos tiernos

Hoy os traigo, Doce besos tiernos de mi libro Besos a la carta.

besos tiernos

 

Un beso tierno
cocinado con amor
a fuego lento.

 

Un beso juguetón
con pocas reglas
y mucha improvisación.

 

Un beso con lengua
y gramática propias,
con todas las letras.

 

Un beso dormidero
y algo enredador
con tacto a edredón.

 

Un beso creativo
y patas arriba
la imaginación.

 

Un beso regazo
cobijado en tu pecho,
abrigado en tu abrazo.

 

Un beso confeti
y otro serpentina,
contra la rutina.

 

Un beso muy picante
que te excite el paladar
y te entren ganas de amar.

 

Un beso mágico,
algo errático
y muy lunático.

 

Un beso cascabel
lleno de alegría
que te haga mucho bien.

 

Un beso abanico,
lenguaje secreto
de amorosos signos.

 

Un beso descanso,
de buenas noches,
ahí acurrucados.

 

El libro más fresco de este verano

Amor vacilón, humor travieso y sexo impúdico son los ingredientes de este banquete literario.

Un libro de poemas para saborear con placer y relamerse de gusto.

Te gustará, incluso si no sueles leer poesía.

Disponible en formato electrónico (2,99 €) y papel (9,99 €). Puedes leer las primeras páginas del libro aquí: http://amzn.to/2q7kOY3

Besos a la carta

Besos traviesos

Hoy os traigo, Trece besos traviesos de mi libro Besos a la carta.

Besos traviesos

Un beso incendiario
y me disfrazo de bombero
para apagar ese incendio.

 

Un beso pillín
que te haga tilín
y no te deje dormir.

 

Un beso en el ombligo
y me quedo ahí prendido
como un zarcillo.

 

Un beso rizado
que te ponga todo
el vello erizado.

 

Un beso veleta
que te dé la vuelta
y te deje majareta.

 

Un beso golfo
y tú te engolfas
y yo me engolfo.

 

Un beso pluma en la nuca
que baje por tu columna
y no se termine nunca.

 

Un beso aromatizado
a canela y limón
con su pizquita de ron.

 

Un beso disfraz
para que siempre
sea carnaval.

 

Un beso lluvia
que te empape toda
y te pueda secar.

 

Un beso de punto y coma,
de ¡qué punto de beso!,
¡estás para que te coma!

 

Un beso laguna
en el que te bañes
las noches de luna.

 

Un beso trapecista
colgado en tu flequillo
y de paso un piquillo.

 

El libro más fresco de este verano

Amor vacilón, humor travieso y sexo impúdico son los ingredientes de este banquete literario.

Un libro de poemas para saborear con placer y relamerse de gusto.

Te gustará, incluso si no sueles leer poesía.

Disponible en formato electrónico (2,99 €) y papel (9,99 €). Puedes leer las primeras páginas del libro aquí: http://amzn.to/2q7kOY3

besos traviesos

Un libro para chuparse los dedos

Besos a la carta, un libro para chuparse los dedos. En él encontrarás desde sabrosas tapas de micropoemas hasta platos más elaborados para todos los gustos.

un libro para chuparse los dedos

Besos fuera de la ley

Un beso forajido
que busca refugio
y lo encuentra en tu piel.

Un beso malote
con todas las ganas
de darnos el lote.

Un beso atracador
de manos arriba
y bajarte el sujetador.

Un beso bandolero
que te asalta en el camino
y te deja en cueros.

Un beso ladrón
y luego un revolcón,
que otro día haremos el amor.

Un beso canalla
donde los haya
que te despierte las ganas.

Un beso pirata
al abordaje
de tu fragata.

Un beso delincuente
que deje en tu mente
la marca de mis dientes.

Un beso bandido,
de aquí te pillo
y aquí te cepillo.

Un beso bribón
que te birle el corazón
antes de hacerte el amor.

Beso acelerado

Sentada al volante
con esa minifalda,
un pie en el embrague
y otro en mi corazón,
el que se acelera soy yo.
Te soplo en el escote
de tu blusa violeta,
que sonrían tus pezones
y que bailen tus tetas.
Me subo al salpicadero
y me tiro a ese cuerpo
como un espontáneo al ruedo.
Si hace falta me corto
las orejas y el rabo
y cual trofeo los alzo.
Qué divertidos, tus tobillos,
qué mareo, tus pantorrillas,
cómo trepo por tus piernas
qué hambre, esas rodillas,
qué revuelo, esos muslos,
qué ganitas, tus braguitas,
qué gozada, esa entrepierna,
tú atenta a la cuneta
que nos damos la galleta.
Ay, no me des una colleja,
que ya me quedo aquí parado,
colgado en el retrovisor
como un aromatizador,
soñando con comerte los morros
y, ya puestos, con comértelo todo.
Envuelto en papel de seda,
mi deseo, ahí lo llevas,
para que hagas con él
todo lo que tú quieras.

Haz clic aquí para leer las primeras páginas del libro. Si todavía no lo has disfrutado, ¿a qué esperas? Date un placer. Amor vacilón, sexo impuro y tierno humor. Alimenta tu imaginación. Sacia tu libido.