Como te lo cuento 4 (Un cuento sobre el cuento)

Duermo solo aunque duerma con alguien a mi lado y en sueños compartamos el mismo cuento.

El pasado es el cuento que cada uno se cuenta reinventándolo a cada momento.

He cambiado de opinión un millón de veces, solo por llevarme la contraria y contarme otro cuento.

Soy capaz de amar a cualquiera, aunque no venga a cuento, si tiene la imaginación despierta.

Siempre me ha encantado ese proverbio yiddish que dice: “Dios hizo al hombre porque le encantan los cuentos”.

Un día intenté perderme en un cuento, pero los personajes a los que todavía no les he dado un cuento me lo impidieron, no querían quedarse en el limbo para los restos.

Suelo dormir con el ojo de la mente abierto porque en los territorios oníricos se pueden cazar muchos cuentos.

como te lo cuento cuatro

Pierdo a los amigos en los rápidos de un cuento y, a veces, en los meandros de otro, los reencuentro.

La poesía es el mejor cuento sobre el Misterio que nunca resolveremos.

Quiero que te quedes con el cuento.

Mi mujer es el narrador omnisciente de mi propio cuento, y se lo agradezco, porque yo no tengo perspectiva para narrarme a mí mismo.

Disimulo cuando se me acerca un personaje que me gusta y luego lo sigo a hurtadillas para robarle su cuento.

Veo en la tele de un amigo un telediario, ¡qué cuento más macabro y más mal contado!

Yo nunca dije colorín colorado, pero estaba claro que aquel cuento de la Revolución también se había acabado.

Siento placer cuando en un cuento me encuentro con esos personajes que no son buenos o malos sino todo lo contrario.

Me gusta el sol y la playa y contarme cuentos sobre los que están tumbados a mi lado en las toallas.

La vida parece absurda, pero luego, según avanza el cuento, me voy dando cuenta que todo tiene su fundamento.

Siempre he preferido un buen cuento de esos que no sabes por dónde cogerlos, que un discurso, un sermón o un panfleto en forma de cuento.

Creo en la fragancia que deja todo buen cuento en el alma. Amén.

Busco un cuento para esos personajes extravagantes con los que me cruzo en la vida y que no encajan en ninguna parte.

El arte no sirve para nada, dice un majadero, y lo meto en un cuento y el tío cipote descubre que tiene un espíritu libre dentro.

Camino con las manos metidas en los bolsillos, acompañado siempre por un montón de cuentos.

Continuará…

 Como te lo cuento 1

 Como te lo cuento 2

Como te lo cuento 3

6 Comentarios

    1. Sí, la semana que viene, último capítulo. Más adelante, lo editaré para que os lo podáis descargar gratis todo el texto en pdf. Un beso, Marisol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *